IDIOMAS DISPONIBLES
| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

jueves, 10 de marzo de 2011

Jurados Populares y Discapacidad.


Lo cierto es que con cuentagotas, pero los preceptos recogidos en la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad van incorporándose a nuestro ordenamiento jurídico.

La Ley del Jurado, de 1995, manifiesta expresamente como requisito para formar parte de un Jurado: “no estar impedido física, psíquica o sensorialmente”, esta apreciación claramente discriminatoria no se corresponde con lo establecido en nuestra Constitución, que no establece marginación alguna en la institución de un jurado.
En éste sentido, una pequeña reforma legal para un gran paso en la igualdad de derechos de los ciudadanos. El pleno del Congreso de los Diputados aprobó, el pasado martes día 8 de marzo, con el apoyo unánime de todos los grupos, reformar la Ley Orgánica del Tribunal del Jurado para permitir a las personas con discapacidad participar en los jurados populares.
Para la conformación de los jurados, los candidatos designados tendrán que devolver en el plazo de cinco días al magistrado que presida el tribunal un cuestionario, por correo con franqueo oficial, debidamente cumplimentado y acompañado de las justificaciones documentales que estimen oportunas. Es precisamente, en este cuestionario, donde las personas con discapacidad deberán alegar los impedimentos que puedan dificultar el ejercicio de su función, concretando, en la medida de lo posible, las medidas de apoyo necesarias. En éste sentido, se requiere a las administraciones públicas competentes para que provean los medios de apoyo necesarios, a los tribunales de justicia.
El diputado socialista Pablo Martín explicó que la ambigüedad del artículo 8 de la ley de 1995, que regulaba esta actividad, suponía una clara discriminación y planteó introducir el argumento de: "tener capacidad suficiente para el desempeño de la función del jurado”, esta iniciativa no sólo obtuvo el apoyo unánime de los grupos políticos, también cuenta con el visto bueno del Consejo General del Poder Judicial.

Nos mantendremos a la expectativa, pues todas estas cuestiones quedan muy bien sobre el papel. Habrá que aguardar a la praxis para evaluar adecuadamente el alcance de la medida.

No hay comentarios: