IDIOMAS DISPONIBLES
| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

viernes, 7 de diciembre de 2012

Yo Compro en mi Barrio: Campaña de EQUO Córdoba a favor del PEQUEÑO COMERCIO LOCAL.

El pasado día 4 de diciembre, en el Colegio Oficial de Arquitectos de Córdoba, se celebró una Mesa Redonda sobre: Accesibilidad, Calmado de Tráfico y Comercio Local, a la que tuve el honor de ser invitado como ponente para desarrollar el tema “Accesibilidad al Comercio”.

Como últimamente se viene hablando mucho de la Discapacidad, de la crisis de sistema y de la insostenibilidad de las infraestructuras creadas en los últimos tiempos, me pareció necesario comenzar mi intervención solicitando un cambio en la percepción y resolución del problema.

En los últimos tiempos, las Asociaciones, Federaciones, Confederaciones,.... que se han arrogado de forma unilateral la representatividad del Colectivo de la Discapacidad (y digo esto porque a mí nadie me ha solicitado mi voto para actuar, o hablar, en mi nombre) se han corresponsabilizado con las políticas irresponsables de gobiernos anteriores en lo referente a políticas expansivas claramente insostenibles. Ahora que estamos viendo a donde nos han conducido, deberían replantearse su situación en lugar de seguir exigiendo más dinero para seguir intentando mantener lo insostenible.

Creo que sería un buen momento para introducir planteamientos neoliberales en la concepción de la Discapacidad y Dependencia, planteamientos que refuercen la idea del individuo frente al colectivo, fácilmente manipulable y, como se pone de manifiesto, poco efectivo a medio y largo plazo. ¿Esto como se hace?:

- Las Personas con Discapacidad y Dependencia que precisen asistencia especializada pueden recibirla en entornos integradores, no segregadores y excluyentes, junto con el resto de la ciudadanía.

- Que cuando esto no sea posible, se posibilite en su entorno familiar con la asistencia técnica y humana necesaria.

- El coste para la Admi. será significativamente inferior y, además, no se cuestionará la atención al paciente cuando las restricciones económicas presupongan algún recorte.

- Y sobre todo, que sea el propio Discapacitado o Dependiente el que tenga el control sobre su vida, en defecto de familiares, Asociaciones y/o Instituciones Residenciales.

- Que se favorezca de forma inequívoca el principio de “Autonomía Personal”, para que el individuo pueda interactuar en su entorno en condiciones de normalidad y seguridad.

Y dicho esto, Vds. dirán que tiene esto que ver con la Accesibilidad al Comercio, pues mucho diría, porque una buena parte de la interacción del individuo en la sociedad se circunscribe a la actividad comercial. Todos tenemos que comprar con relativa frecuencia pues tenemos necesidades, perentorias y recurrentes, que satisfacer, y nada más satisfactorio que poder hacerlo por uno mismo. 

En este sentido hay que matizar que la “incapacidad” no es una cuestión intrínseca del individuo, sino más bien una característica del entorno. Dicho de otra manera, el entorno es el que puede discapacitar a las personas ante la falta de Accesibilidad.

Es precisamente en éste punto, donde nuestro pequeño comercio tiene una carencia importante y aunque tenemos sobrada normativa legal (de obligado cumplimiento), la percepción del comercio es de hostilidad, de amenaza, porque se le obliga a realizar reformas que presuponen mayor coste. Hay que cambiar el chip, porque si no muchos comerciantes pondrán rampas con pendientes del 60%, que “cumplirán” la normativa, pero no responderán a la necesidad que se trata de responder. Facilitar el acceso de las personas a su comercio debe interpretarse también en clave económica, pues incrementará sensiblemente el número de clientes potenciales, y en consecuencia, su volumen de negocio.

Nuestra ciudad tiene una clara vocación hacia el turismo y, tenemos que indicar, que en Europa hay más de 80 millones de Personas con Discapacidad. Según el último informe de la Comisión Europea sobre Turismo y Discapacidad, otros factores a tener en cuenta a la hora de favorecer la Accesibilidad en nuestras ciudades, serían los conceptos de “Desestacionalidad” y “Factor-multicliente” claramente imputables al Sector de la Discapacidad y Dependencia y que podrían contribuir positivamente a nuestra oferta de turismo y ocio. Pero todavía podemos ir más allá, según los últimos informes del Mº de Trabajo, en el año 2020, el 40% de nuestra sociedad presentará problemas de movilidad. Como se puede imaginar, los problemas de movilidad no son privativos de las Personas con Discapacidad, sino que sobreviene de forma importante, también, con la edad.

Por parte de las Administraciones sería recomendable se reforzaran los controles de accesibilidad, sobre todo a la hora de concesión de licencias, no solo de construcción sino también de aperturas de establecimientos comerciales. Es importante rehuir de políticas coercitivas, o sancionadoras, en favor de un asesoramiento adecuado, pues de lo que se trata es de hacer bien las cosas para que respondan al propósito convenido. La incorporación de “Interés Legítimo” en los procesos de análisis, control y seguimiento podría ser determinante para que las cosas sean diferentes de como lo están siendo hasta el momento. En nuestra ciudad, todavía tenemos pendiente actualizar nuestra nuestras Ordenanzas Municipales a los preceptos recogidos en el Decreto 293, de 7 de julio de 2009, sobre Accesibilidad en nuestra Comunidad Autónoma Andaluza.

Las Personas con Discapacidad y Dependencia deseamos integrarnos en el entorno en condiciones de normalidad y seguridad, la falta de ACCESIBILIDAD puede representar una limitación insoslayable. De igual manera, una ciudad accesible representa mayor comodidad para todos.

AGRADECER a la Organización, y a los restantes miembros de la mesa, la opurtunidad dispensada.

No hay comentarios: